A lo largo de la historia, información sobre diversas relaciones sexuales mantiene con todo tipo de seres sobrenaturales. Muchos investigadores creen que estos demonios del sexo son sólo fantasías nacidas de la necesidad de explicar los acontecimientos considerados tabú. Muy a menudo el embarazo no deseado, el aborto o la promiscuidad encontraron oprobial y persecución. Como resultado, la sociedad puede haber inventado una serie de criaturas míticas para explicar estas cosas. De alguna manera, estos demonios inventados habrían sido una especie de válvula en el plano social.


Otra posible explicación de apariciones demoníacas nos encontramos en el libro «Los exorcismos. De los orígenes a Tanacu «:
«En un texto popular, creo que el tema de la Rai y el infierno. He leído este texto, y darse cuenta de que el autor anónimo tuvo la intuición de que el cielo y el infierno son mentales debido a la acumulación de los efectos positivos o negativos:. Injertados sobre huellas dactilares hereditarias, engrosadas o descoloridas por comportamientos actuales «(…)» vrací «de la ‘Vrukati’ Paleoslav que significa ‘murmuri’. Así «Terpnos Logos». «Los psicólogos han notado el origen autosuficiente del síndrome de la posesión. Cuando «oculto vinculante» fue producido por un asistente, es una sugerencia traumática (trauma posesión). Cuando «unión» se genera por el conflicto mental de una víctima, es evidente por sí misma, la autosugestión. Se produce sobre todo cuando la víctima tiene una culpa inconsciente e inventar un agente de castigo pronuncular: el «diablo» o «el espíritu del mal.» El subconsciente construye este «agente del mal» hacerse cargo de aterrador información de lecturas mórbidos, películas de terror, de libros sobre brujería o las creencias tradicionales en los demonios y espíritus. Poco a poco, la auto-aspiración anida, el poder de los subconscientes entra en erupción, el cuerpo se siente «invadido» … los resultados del síndrome de la posesión de la escisión de la mente. Durante el acceso posesión, desaparece la consciencia y, como resultado, la personalidad normal desaparece, se sustituye por otra personalidad, despertado por inconsciente «.
Pero también hay que considerar que en ese momento, la facultad imaginativa era mucho más activo, más rica y prolífica de lo que es hoy en día, cuando el hombre es abundantes fotos y videos que debilitan su imaginación. Eran personas a continuación más visceral, viviendo físicamente lo que imaginaron? O estaban ligadas a un mundo invisible real que no pueden acceder hoy en día?
Sin embargo, los científicos de la época, como Paracelso creía y se investigan este fenómeno. Paracelso tenía ideas extrañas e interesantes sobre el sueño y los sueños. Afirmó que durante el sueño, el Cuerpo Sideral – alcohol animal – se libera en los movimientos, que puede elevarse hasta sus ancestros y puede conversar con las estrellas. Los espíritus que quieren usar a la gente, dijo, a menudo actúan sobre ellos en los sueños, y una persona que duerme pueden visitar otro en el sueño. También habló de íncubo y súcubo, que se alimentan de las secreciones nocturnas …
¿Qué es un súcubo?
Succubus (con el plural «súcubos») es un espíritu o un demonio femenino, que aparece en las leyendas medievales. Sobre súcubo se dice que sería un aspecto fantasma enviado para despertar el apetito sexual del hombre. La palabra súcubo se deriva de la «sucublish» América – bajo / debajo y «cubicación» – a mentira, siendo el primero atestiguado en 1387.


La variante masculina de este tipo de demonio se llama incubus. En nuestros tiempos modernos, súcubo es a menudo descrita como una mujer muy atractiva y seductora, en contraste con el pasado, cuando súcubo se describe generalmente como un demonio de miedo.
Ciertas tradiciones místicas afirman que los agresores sexuales demoníacos llamado incubaron y succubes habrían sido los hijos de Adán, como resultado de su relación con un hermoso ángel caído, llamado Lilith, que, en la visión de Hebreos, era la esposa de Adán antes de la creación de Eva. Súcubo aparece delante de los hombres como una mujer hermosa y sensible y prometedor, también pueden ser sediento de sangre humana. Súcubo toma la energía de los hombres para mantener a sí mismo, incluso hasta los troqueles víctima.
La víctima de un súcubo puede ser cualquiera, incluso los monjes o sacerdotes. Se dice que si el Demonio súcubo (pero también íncubo) deja de seducir, entonces él va a violar a su víctima.
En los textos religiosos, hay referencias que se repetían acto sexual con un súcubo puede conducir a daños a la salud o incluso la muerte, la demonología consumo de energía de la víctima durante las relaciones sexuales.
Aunque los hombres que viven con un súcubo a menudo tienen un final prematuro, en su relación con las entidades sobrenaturales a veces se traduce en una gran cantidad de niños demoníacos, que algún día se reunirá cerca de su lecho de muerte y se le dio la bienvenida como su padre. De acuerdo con la metodología exegética Midras, Lilith se dirige no sólo a los hombres para dormir, sino también en las madres que apenas han engendrado sus bebés. Por eso, en muchos libros judíos tradicionales, amules de protección pueden ser encontrados, que se celebra de forma remota en Lilith.
forma plural de Lilith en hebreo es Lilim, que es, en la literatura talmúdica y cabalística, un término para designar los espíritus de la noche. A veces, la palabra de Lilith es traducida por «búho», lo que parece sugerir que esta Lilith, succus, tendría alas y sería capaz de volar. A veces, de acuerdo con escribas judíos, el término «Lilith» es el «espíritu-espíritu», y la palabra que designa en espíritu hebreo ( «Ruach») significa «viento». Lilith se representa a menudo como una mujer hermosa con el pelo largo, largo, y grandes alas como lila.
La leyenda de succus
En los textos de los cabalistas (por ejemplo, en «Zohar» y en el «Ben Sira alfabeto»), así como en el folklore judío, Lilith fue la primera esposa de Adán, que más tarde se convirtió en un súcubo. Se dejó Adán y se negó a volver al Jardín del Edén después de ser acoplada con el Arcángel Samael. Según estos textos, había cuatro succubes que se aparean con el Arcángel Samael. Estos fueron Lilith, Agrat Mahlat, Naama y Eisheth Zenunim.
En el folklore, se dijo que las sirenas habrían sido sucinta. A lo largo de la historia, muchos sacerdotes y rabinos han tratado de reducir el poder de estos demonios de seducción sobre las personas. Pero no todos eran succubes malicioso. Según el comisario Walter Mapes Inglés en su «nungis Curialium» (una obra importante del siglo 12), el Papa Silvestru II (999-1003) estuvo involucrado en una relación con un súcubo llamado Meridiana, que le ayudó a obtener el rango más alto en la Iglesia Católica. Antes de morir, confesó estos pecados y arrepentirse.
Cabe señalar que Walter Mapes vivieron a través de áreas tales como Canterbury, París, Roma y varios cortes reales y nobles de Europa occidental. Su libro mencionado anteriormente toma la forma de una serie de anécdotas de la gente y los lugares en los que Mapes puso de pie, dando muchas pistas sobre la historia de su tiempo. Algunas cosas escritas no son de su conocimiento personal y son aparentemente fiable, pero otros son rumores en el pueblo, que, al igual que los rumores son a menudo lejos de la verdad.
la capacidad de succus para reproducir
Según los textos cabalistas y la escuela Rashba, las tres reinas de los demonios, agrat Bat Mahlat, Naama y Eisheth Zenunim, así como todas sus cohortes puede dar a luz a niños, a excepción de Lilith. Según otras leyendas, hijos de Lilith se llaman Lilm, desde donde Lilith también puede tener hijos. De acuerdo con «Malleus Maleficarum», o «bruja Hammer», escrita por Heinrich Kramer en 1486, un súcubo recoge la semilla de los hombres cuando ella seduce y mantiene relaciones sexuales. Incubes o demonios masculinos a continuación, utilizar el semen de ismemine de las mujeres víctimas. Esto explica por qué los demonios pueden hacer que los niños, a pesar de las creencias tradicionales que no pueden reproducirse. Los hijos de los demonios, llamados «cambons», se supone que son los que han nacido deformado, o son sensibles a las influencias sobrenaturales. Los libros judíos no explican por qué las mujeres íncubo no dan lugar a los niños normales, el ser incubado espermatozoides, de hecho, ser humano …
La explicación científica
Algunos investigadores creen que estas leyendas relacionadas con las reuniones súcubo son similares y es causado por las mismas causas que el fenómeno contemporáneo de secuestros por extraterrestres (), es decir, la llamada parálisis en el sueño. Por eso, se sugirió que las reuniones entre hombres y súcubo habrían sido síntomas de parálisis en el sueño. Esta parálisis se acompaña de alucinaciones con criaturas presentes en el SBConstient colectiva, y que, de hecho, provienen de la cultura contemporánea de las víctimas. Esto puede explicar el cambio en la apariencia de demonios succubic lo largo del tiempo, de la terrible aparición del pasado, a la ocurrencia sensual de hoy.
Algunos escépticos son de la opinión de que las experiencias con experiencia de algunas personas (no en todos cuantos), son el factor de la imaginación o el efecto de parálisis en el sueño, cuando la persona no ha totalmente despierto, pero siguen viendo, imágenes y sentimientos de la sensación sueño que el cerebro está procesando.
La explicación científica es el estado de parálisis de sueño, acompañado de alucinaciones hyphenophatic o hyphenagogical, por un agudo sentido del peligro y un sentido de extracorporalization, todo debido al despertar del cerebro durante una fase de movimientos oculares rápidos, lo que hace que el cuerpo quedarse paralizada, aunque la persona es perfectamente consciente.
Un ejemplo de succubus: Al Basti
Basti o Kardai es un espíritu femenino antiguo, personificación de la culpa. Las referencias a Basti nos encontramos con el folklore de los pueblos se sientan a lo largo de las montañas del Cáucaso. Una variación de los diferenciales mito de Basti atrás en el tiempo a la mitología sumeria, siendo este uno de nombre de Lilith, la primera esposa de Adán, desterrado del paraíso por su incredulidad y desobediencia. De este modo, con pequeñas diferencias regionales, su mito de Basti es similar a la de Lilith.
En el folclore turco de la Basti, a menudo se identifica con un moro, con súcubo o varios otros espíritus de las mujeres y hace que los sueños eróticos para hombres. La diferencia es que el Basti no es un espíritu sexual como súcubo, sino más bien, ella visita a los que tienen las almas cargadas por el pecado, la culpa, o los que vienen de las familias de los que han cometido delitos de sangre que han permanecido sin descubrir y sin castigo.
De acuerdo con el académico Özhan Öztürk, los visita de Basti despierta con fiebre fuerte. Basti es también conocido por el robo de los caballos, que se encuentran para ser sudoroso y agotado, al no ser bueno para un día entero. A causa de los tormentos causados, que también se conoce como una madre rojo o Rosie Sra.
En el folclore armenio hay otra referencia a la Basti llama simple Al. Este demonio ciega los hijos de la barriga de la madre y produce abortos de las mujeres embarazadas que tienen cometido crímenes que han sido castigados. Parece ser envuelto en llamas con serpientes en lugar de cabellos, dientes de acero y las uñas como garras. Se dice que habría una leyenda similar en Afganistán.
Los envíos en los que aparece súcubo
El súcubo primero conocido parece ser el que se menciona en el «Zohar», una obra atribuida al rabino Shimon Bar Yochai (segundos), siendo Lilith.
San Atanasio de Alejandría (Secreto. III), al escribir sobre la vida de su contemporáneo San Antonio el Grande, la forma en que fue visitado por un demonio que induce sus pensamientos e incluso tomó la «apariencia y gestos de una mujer.»
El discípulo de San Antonio, San Hilario, también mencionó la experiencia de unos demonios en forma de las mujeres que aparecían vacías mientras estaba dormido.
También en el siglo tercero, San Hipólito parece haber pasado por una experiencia extraña y enorme cuando, animando a una mujer desnuda, que se resiste a la tentación, manteniendo su fe, cuando las vueltas de seducción en un cuerpo putrefacto horrible, eso es exactamente lo que se había sido antes de que fuera animado por Satanás con el propósito de la tentación de la Santa.

San Agustín (la segunda mitad del siglo IV -.. La primera mitad del siglo V), en la obra «de la Trinidad», nos advierte que los demonios pueden tomar la semilla de los mortales, usándolo para lograr que los niños.
San Cesáreo de Arles (final del siglo V – a partir de un siglo VI), en «diálogos», el caso de un hombre en Leyden agredida repetidamente por un súcubo y entregado por la confesión sagrado.
Walafrid Estrabón (Sec. IX) en sus comentarios sobre el éxodo, cree que los demonios pueden recolectar semillas de los hombres, su uso en la ocultación de todo tipo de especies.
Hablé por encima de Walter Mapes ( «por Nuggis Curialium», XII), según la cual el Papa Silvestre II (final de la sec X -. Al principio de la seg XI.) Pecado con un súcubo llamado Meridiana, que apareció después de Silvester había sido rechazada por su amor mortal y le ayudó a alcanzar el trono. Mapes las afirmaciones de que el Papa confesó todo esto en el lecho de muerte. De hecho, la muerte de Silvestre también mantiene en el campo de misterio y leyenda, diciendo que, desobedeciendo el consejo de Meridian, el Papa fue mutilado por el diablo, incluso mientras los funcionarios de oficinas oficiales, el maestro de la oscuridad tirando de los ojos y dando a los demonios . para jugar con ellos en la iglesia. Eran, Silvester se cortó la mano y la lengua, dejando a los cardenales para romper su cuerpo en pedazos y se esparcirá por toda la ciudad. Sin embargo, es sólo la inscripción en su tumba: «Este lugar revelará, en la venida del Señor, los señores de Silvester».
En 1468, en Bolonia, documentos oficiales mencionan la sentencia de muerte de un hombre que mantiene un burdel con succubes, que procuró víctimas como sacrificio.
Johannes Nider, en «Formicarius» (1475), habla de prostitutas que ofrecen sus servicios en el Consejo de Constanza (en la actual Alemania), los más buscados después de ser una chica que conocía era de hecho un súcubo.
En «Malleus Maleficarum» (1486), Kramer y Sprenger inquisidores mencionar el caso de un hombre en Cblenz, forzada por ejemplo un demonio, para su disgusto, al pecado en las numerosas veces bajo los ojos fatal de su esposa y amigos incluso llegan.
En el siglo 15: Dominicana Jordanes de Bérgamo dice que el Obispo de Verona, el famoso humanista Ermolao Barbaro, habría informado de un hombre que tenía un succub como amante, y las historias de este tipo están presentes de la abundancia en la literatura de la brujería.
También en el siglo XV, Pico de la Mirándola menciona a un hombre que tenía una relación de tres años con un súcubo y prefirió morir en la cárcel que renunciar a su «amante».
En el siglo XVI, los documentos de la época habla de la Aberdeen obispo, que salvó a un joven maltratar un súcubo, y Nicholas Remy magistrado registra el caso de un hombre acusado de brujería que, le preguntó cómo se cayó en este pecado, confiesa que se fue atraído a un demonio-mujer.
En 1628, fue ejecutado en el Proceso de Bamberg Alcalde Johannes Junnius, después confesó que fue seducida por un súcubo, obligado a renunciar a Dios y reconocer el diablo.
En el mismo año, Mario Guazzo escribe en «Compendium Maleficarum» el caso de una pareja que había comprado un súcubo para su hijo con el fin de iniciar en los misterios del erotismo. El niño resultó muy encantados con el regalo, aunque la mujer tenía pezuñas; Pero el acto sexual real resultó traumática, la penetración ser como «penetración en una caverna de hielo» (comparación que vamos a cumplir en muchas confesiones de este tipo).

En 1685, George Sinclair Pública «invisible mundo de Satanás descubierto», señalando la ejecución en 1655 de William Barton, que se habría dormido con el diablo apareció en la forma de una bella mujer de origen noble.
En «The Commonwealth secreto» (1691), Robert Kirk dijo que las numerosas manifestaciones de demonios llamados súcubo se reportan en Escocia.
Diminalities de Ameno (siglo XVII -. El comienzo del siglo 19 XVIII), en «por daemoniality et incubis et succubis,» trata el problema del diablo que utiliza cuerpos humanos o construye cuerpos de otros materiales que tienen relaciones sexuales con hombres y mujeres .
Un encuentro traumático con unas demandas Sucubus haber tenido el escritor francés J. K. Huysmans (siglo 19 -. Seg principios del XX), mientras se encontraba en un monasterio.
Incluso hoy en día, se reportan muchos casos de la visita de este criaturas extrañas y dudosas (parece que el 50% de la población del globo, incluso ha experimentado tal visita). informes psicólogo británico Stan Goouch en su obra «Las criaturas del espacio interior» (1984), el ex policía Martyn Pryer, atacado por un súcubo en su sueño.
Succus en los escritos de Ioan Petru Culianu
En la obra «Eros y magia en el Renacimiento», dice John Petru Culianu que los neoplatonicians distinguen los beneficios – que vivían en el aire superior, los malos demonios – que vivían cerca de la tierra.
Para cristianos platónicos Mihail Pselo, todos los demonios son malos. Como los ángeles, tienen un cuerpo muy delgado, diaphan. Pero, mientras que el cuerpo de los ángeles es brillante, el cuerpo de los demonios es oscuro. Este Pselo dice que se inició en una extraña doctrina de un eremit llamado Marc en Chermsones. Afirmó que todos los demonios son capaces de revelar la semilla y nacer en cuerpos de animales. Están previstos con los miembros y, ya que se alimentan, pueden y excretas. Su comida es el espíritu y el humor, que inhalan y los absorben como esponjas. Marc, el especialista en demonología, sabe más de una forma de demonios:
«Todo el aire por encima y alrededor, toda la tierra, el mar y las profundidades de la tierra están llenos de demonios.»
Hay seis categorías: Los demonios que viven en el fuego contrario con el área superior de aire (demonios subluntary), los demonios en el aire, tejidos, acuático, subterráneo y «los que huyen de la luz, invisible, completamente tenebrosa, causando la destrucción violenta a través pasiones frías» .
Culianu también dice que las acciones de las demostraciones subliant, aire y probadores son exclusivamente espiritual, mientras que la acción de los otros demonios es material. La primera se centra «depravante alma a través de las fantasías y cognación» (especialmente los árboles en el aire y la tierra provocan fantasías eróticas). Todo esto es fácil de explicar, porque los demonios, que tiene una esencia neumática, pueden asumir todas las formas y colores que quieren, mostrando el espíritu humano bajo las apariencias engañosas:
«Tomando estas formas, inspira muchas acciones y decisiones y sugiere que muchos consejos. Incribe en nosotros la memoria de volupts pasadas y, con frecuencia estimulantes o soñando, simulaciones pasión, emocionante nosotros incluso en la zona inguinal y causando nosotros, dejan que los cuerpos se utilizan en acupulation perjudicial, especialmente si estamos predispuestos a esto a través de nuestra propia tibia y humids húmedos «. (Mihail Pselo)
Esta doctrina de los brusks y los desafíos ceñido a los espíritus hasta el siglo XVIII, provocando un debate feroz.
Aunque se admite que los demonios pueden simular la posesión de los órganos sexuales masculinos, Erremita Marc en Chermsons cree que todos los demonios son como femenina, pero no tienen una forma fija, pudiendo metamorfosis.
Especialistas en el siglo XV y, a finales del siglo XVIII no están convencidos de que los demonios pueden liberar las semillas y la procreación, a pesar de los tratados semi-física, tales como «Malleus Maleficarum» (1486) y el verano del jesuita Martin Antoine Del Rio, que surge a finales del siglo 16 – el «Disquisitionum magicarum libri sex») es de esta opinión.
Como se mencionó anteriormente, como se mencionó anteriormente, la opinión generalizada, la opinión más extendida, emitido por Jean Vatti, Carcassonne Inquisidor, en «TRAITE CONTRE Conts QUI INVOQUENT LES DEMONIO» cree que los demonios son transexuales. Trabajando como un súcubo hacia un hombre, cosechamos los espermatozoides y depositarlo en la vagina de una mujer para que desempeñe las funciones de incubación. Sin embargo, no se explica por qué los niños no nacen normales, ya que prácticamente utiliza la semilla de la gente. Sin embargo, esta opinión fue compartida por el sacerdote Alfonso da bífida, según el cual las monjas que se han incubado las relaciones despiertan del sueño «contaminado como si hubieran hecho el amor con un hombre.»
Pierre Naude estaba convencido de que casi todas las brujas han incubado, y los asistentes súcubo, y también tienen relaciones con los cuerpos de sus hogares. Jean Bodin escribe en el «Demonomanie des Sorciers» (París, 1580) que los brusks se cuentan en Valois y Picardia, «coche-Mares».

Las cuentas se han registrado en relación a las mujeres que, a raíz de sus demonios, han dado lugar a todo tipo de animales (león, perro, gato, etc.). El caso más interesante, que aparece en «daemonomagia» de Philip-Ludwig Elich es el de una mujer que, después de acuplings todas las probabilidades con un gallo en la forma de un gallo, hicieron huevos diarios …
Este problema de la procreación de los demonios plantea un gran interés incluso en el siglo XVIII. Hay una disertación académica de la espalda de citas Johann Klein al 19 de noviembre de 1698, fue que fue reimpreso en 1731 bajo el título: «Juridicum Judicialis Lamiarum confessionis SE EX NEHDANDO COMS SATANA COITU prolem SUSPENSO HUMANUM». J. Klein cree que los demonios pueden tener hijos con sismo:
«En las actas judiciales, confesiones de las brujas pueden ser leídos por la bruja que han comprado cuerpos indecentes de Satanás, tener relaciones con este espíritu impuro que la convivencia subastado con sus hombres legítimos, aunque no siempre contaron con el efecto de estos detestable depravación. A menudo ha sucedido que en este informe odiosa y sodomita que han dado lugar a los niños que viven «.
LUDOVIC MARIA MARIA DENSARYS en su Tratado «por Daemoniality et incubis et succubis», escrito por el siglo 17, dice que las incubaciones y succubes no son demonios, sino seres llamados en francés «Follets» en italiano «Folletti» y en español «duendes» . Ellos no son espíritus contra la religión cristiana, sino que simplemente tienen un placer loco para actuar en contra de la castidad. Amén de Diminalities viene con una tesis contraria a la idea de la transexualidad en succus e Incubus. Dice que son capaces de sí mismos para dar a conocer la semilla; Después de las relaciones humanas, los resultados en las apariencias humanos, dotados de un alma que se pueden guardar o condenado, provisto de un cuerpo sutil, que tienen una longevidad larga que-superior. Ellos pueden dilatar o contraer su cuerpo a su antojo y pasar a través de los intersticios de la materia, también pueden formar empresas organizadas que tienen los gobiernos y fortalezas.
Nicolas Remy (Nicolás Remigio), poeta y privada Consejero de Duque de Lorrana, autor del Tratado «Daemonolatria, EX Judiciis Capitalibus NonGetorum Más menos Hominum Qui Sortiles Crimen Intrown Quindecim en Lotaringia Capite Lueunt» (Lyon, 1595), el tiempo estudiaron a 15 años alrededor de 900 procesos de brujas y escribir algunas cosas interesantes sobre demonología erótica:
«Todos los que tenían inmuebles sexuales con incubaciones o succubes declaran por unanimidad que es difícil de imaginar o describe algo más repulsivo. Petrone Armeniana dijo, como había apoderado de Abrahel sus brazos, todos los miembros estaban rígidos. Y Hennezel dijo que Savezeburg (estos eran el nombre de la breve) le dio la impresión de que tenía un agujero congelada [lugar de la vagina] y que tuvo que abandonarlo sin conocer el orgasmo. En cuanto a las brujas, declaran que los males de los demonios son tan grueso y fuerte que es imposible para introducirlos sin un dolor atroz. Alice Drigee señaló con el dedo de la congregación como lo había superado los erección del pene en su demonio el encanto de un pinche de cocina e informado que no tenía escroto o los testículos. En lo que se refiere a Claudine Fellee, era tan bueno para evitar el dolor de la parrilla por un movimiento de rotación a menudo se lleva a cabo para introducir esa mesa erección que ninguna mujer, de cualquier capacidad, no sería Podría contener […]. El desafortunado menudo se queja de que el demonio les ahogue, pero nunca podría acabar con esta situación […]. Y, sin embargo, algunos alcanzan el orgasmo en el frío y excreasing abrazo «.
Monje franciscano Ludovico Maria Signrio, Consultor del Tribunal Supremo de la Santa Inquisición en Roma, escribió un tratado sobre los demonios que, a pesar de que no fue publicada antes de 1875, refleja un cambio importante en la doctrina de la iglesia. Sesiones no intentan revelar los demonios, pero él cree que las incubaciones y succubes no traen ningún daño a la religión, y por lo tanto las relaciones con ellos sólo son un pecado carnal, no es un sacrilegio. Incubes y succubes no están interesados ​​en los problemas religiosos, pero pertenecen a una generación sutil de las criaturas racionales que puede tomar un hombre por el hombre y que son terriblemente lubricantes. Su proximidad a los hombres o las mujeres no es un sacrilegio, pero es sólo un pecado contra la castidad. Sesiones es perfectamente consciente de las consecuencias explosivas de este descubrimiento; Por eso se presenta el asunto con mucha cautela, teniendo cuidado de no contradecir las altas autoridades en la materia. Sin embargo, se cree que una parte importante de la imaginación humana, a saber, la imaginación erótica, estaba protegido por el brazo vengativo de la religión.
Un documento de edad que las personas importantes han citado, y disfrutando de la autoridad, pero no se sabe si es precisamente un documento real, o un tiempo falso, se llama «Canon» o «Capitiulum obispos»; Este escrito no negó la existencia del diablo, no el de las brujas. Pero tenía una posición muy original para ese momento, ya que consideraba que los hechos relacionados con la brujería (sábado, vuelo mágico) hecha por «malas mujeres pervirtieron por el diablo» eran «ilusiones y fantasías demoníacas». En la práctica, el «Canon» negar cualquier Alucinaciones realidad física de las brujas: «¿Quién es tan estúpido y fácil creer que todas estas cosas que suceden sólo en espíritu serían realmente pasar en el cuerpo?»
Una posible explicación de las alucinaciones
Una historia contada por el Nider en «Formicarius» explica cómo se formaron las alucinaciones en la mente de las brujas. Por lo tanto, la Nider dice que un dominicano, el cumplimiento de uno de los «Mulierculaule» lo que dijo a volar con el sábado junto con Diana Cortegium (Sancta Diana, la diosa Silves), le pidió permiso para asistir a esta supuesta vuelo de ella. Así vio que la mujer «se unió a su cuerpo con una pomada», entonces dicho palabras extrañas, y de repente se quedan dormidos en un sueño muy agitado que se levantó de la cama y cayó al suelo. En el despertar, estaba convencida de que había visitado tierras lejanas y sorprendido cuando el fraile dominico le dijo que estaba durmiendo.
El nombre «Pixidariae» y «Baculuary» que se les dio a las brujas atestigua la importancia que tenían en sus prácticas, la caja de grasa (pomada) y la escoba. Jordanes de Bérgamo les dice explícitamente que estaban luchando con un sombrero de pomada o utilizaron su grasa. Y estas grasas estaban hechas de plantas alucinógenas …
Por lo tanto, varias recetas son conocidos por tales grasas «mágicas» que contienen, junto con diferentes ingredientes y los ingredientes activos de las plantas en su mayoría pertenecientes a la familia solanacean, tales como Datura Stamonium, Hyoscyamus niger, Atropa belladona, Omagon, Solanum nigrum, Physalis somnifera, Helleborus Niger o Cannabis Indica, utilizar por separado o en combinaciones dos veces tres en un lugar. De estos narcóticos y alucinógenos fuertes, los más comúnmente utilizados los de la clase, (llamados en francés y «herbe des magiciens» o «herbe des sorciers» o incluso «herbe du diable») y Solanum nigrum ( «Herbe des Magiciens», «Verjus del Diablo»).
La iglesia no pasa por alto la relación causal entre el uso de trampas a base de extractos de plantas y el fenómeno de la brujería. En 1528, el Consejo Provincial de Bourges decidió ver las plantas. En 1557, el obispo de Valence y Die dieron a los sacerdotes para prohibir cosechadoras proporción de plantas.

No puede pasarse por alto la importancia de barrido en todas las prácticas de brujas. Varios manantiales nos informan que la cola de barrido fue ungido con su grasa especial. En muchos grabados del siglo XVI existen vacíos bruja «off» con las escobas. Los extractos solanacee han fijado esta particularidad de que son absorbidos por la piel, penetrando en el cuerpo, donde se convierten inmediatamente activo. Las zonas más sensibles del cuerpo son sólo vulva en las mujeres y subsorses.
La hipótesis de que los «clásicos» asistentes cuya existencia está atestiguada al menos el X, sólo había una combinación de los farmacéuticos empíricos y druggates, no es nuevo. Farmacologia actuală o consideră certitudine, iar antropologii au acceptat-o aproape unanim. Asta este ceea ce cred cercetătorii, și anume că vrăjitorii erau niște marginali de ambele sexe care forțau accesul la inconștient folosind halucinogene, și luau drept realitate ceea ce experimentau sub influența drogurilor. Desigur că aceasta nu explică foarte clar uniformitatea halucinațiilor vrăjitoarelor și nici existența acestor spirite/demoni în majoritatea culturilor…
Totuși, mergând pe ipoteza de mai sus, ne putem închipui măcar pe unii vrăjitori cu minți labile, drogați, înconjurați de tot soiul de fantasme cu care aveau și relații sexuale care se desfășurau grotesc. La vrăjitoare, vaginul era una dintre zonele cele mai solicitate chiar de absorbția drogurilor, lucru care le pricinuia cu siguranță tot felul de inflamații și infecții ce explică, foarte probabil, senzațiile caracteristice de presiune, care, însoțite de o permanentă excitație, prilejuiau vise erotice bizare. Durerea fizică din acea zonă, provocată de contactul cu coada de mătură și absorbția unsorii, putea da în plan fantasmagoric iluzia unui contact sexual cu un partener dotat cu un organ viril extrem de mare, câteodată solzos. “Răceala” organului relatată în multe din declarațiile vrăjitoarelor se explică probabil prin evaporarea rapidă a anumitor compuși din unsoare. Cât despre vrăjitorii care declarau că Sucubbus a lor avea vaginul rece (frigida specus), trebuie să fi experimentat de asemenea reacții ale diferitelor unsori cu care își dădeau pe trup.
Caracterul înghețat al membrului viril și al spermei lui Satan este una din datele constante în orice descriere erotică vrăjitorească. R. Christinger în “Le Voyage dans l’imaginaire” (Paris, 1981) spune cu privire la coada de mătură a vrăjitoarelor: “Bățul era ținut în mână, ca toiagul pelerinului, sau strâns între coapse. Ne putem întreba în legătură cu aceasta dacă nu se folosea uneori un băț uns cu vreun produs halucinogen, pentru a provoca un orgasm urmat de halucinații. Conform unei expresii argotice care și-ar afla în acest caz întreaga-i valoare și savoare, vrăjitoarea ar fi fost atunci într-adevăr “într-al nouălea cer” de plăcere”.
Cuplările imateriale
Greu de crezut acum, dar credința în Incubus și în Succubus a fost o credință savantă, nu doar o superstiție populară, referiri la aceste lucruri fiind consemnate în voluminoase tratate ale vremii. Iată, în câteva rânduri, ce aflăm din “Istoria filozofiei oculte” a lui Alexandrian.
La fel ca atâția alți învățați ai vremii, Sfântul Toma din Aquino credea și el că demonii sustrag sămânța de la bărbați, sub formă de succubi, folosind-o apoi cu femeile, sub formă de Incubi. Aceeași creatură diabolică putea face astfel un du-te-vino între un partener masculin și unul feminin, schimbându-și de fiecare dată înfățișarea.
Jean Bodin relatează:
“În anul 1545, Magdeleine de la Croix, născută la Cordoba, în Spania, maică superioară a unei mănăstiri, văzând bănuiala călugărițelor că ea ar fi vrăjitoare și temându-se de foc dacă ar fi fost acuzată, a vrut să le-o ia înainte să o pârască, și să obțină iertarea Papei. Așa că ea a mărturisit că, de la vârsta de 12 ani, un spirit rău sub înfățișarea unui maur negru i-a cerut cinstea, lucru la care ea s-a învoit și a continuat 30 de ani și mai bine, culcându-se cu el… Ea a obținut iertarea Papei Paul al III-lea, căindu-se așa cum spunea”.
Un preot octogenar, Benedeto Berna, a avut mai puțin noroc. El a fost condamnat la ardere pe rug după ce mărturisise că se împerechea de 40 de ani cu un Succubus numit Hermione, care-l însoțea peste tot fără ca nimeni să își dea seama.
Incubi și Succubi puteau lua aspectul animalelor. Din acest motiv, două femei au fost arse